Redes inteligentes para construir un futuro sostenible

Redes inteligentes para construir un futuro sostenible

¿Son posibles las ciudades sin apagones de luz y con sistemas que ayuden a no desperdiciar energía?, ¿estamos planteando utopías? No, estamos hablando de las posibilidades de la red inteligente.

Este tema es importante ante el reto medioambiental que plantea la generación de electricidad. La vida en las ciudades consume el 67% del suministro de energía global. Esto, a pesar de que solo ocupan el 3% de la superficie del planeta.

Sin embargo, el problema no solo es ese, pues los sistemas energéticos todavía dependen en gran medida de los combustibles fósiles.

Ante ese panorama, las redes inteligentes representan una solución sostenible para el futuro.

Conozcamos, entonces, cómo pueden ayudar a la eficiencia energética y la construcción de un futuro más verde.

Principios de la red inteligente

No es exagerado afirmar que la matriz energética está experimentando una gran transformación. En este proceso, la red inteligente se vuelve un actor protagonista.

La característica más importante de este tipo de redes es que son sistemas que distribuyen la energía y están apoyados por sistemas de información y telecomunicaciones que permiten recibir la información a distancia. Esto ayuda a solventar y prevenir incidencias. Por consiguiente, estas redes son más eficaces y seguras.

Para ello, obviamente, es necesario el desarrollo de fuentes de energías alternativas y renovables.

Además, se requiere de una infraestructura de medición avanzada con aparatos inteligentes. Lo anterior facilitaría prever picos de demanda para una mejor distribución.

Por último, pero no menos importante, deben implementarse protocolos de ciberseguridad porque se involucran dispositivos conectados a Internet.

Mapa de la red inteligente

Se puede decir que la tecnología de la red inteligente es una realidad en el mundo. La mayoría de los servicios públicos la incorporan en mayor o menor medida.

Europa es la que más ha mejorado en el último año en la implementación de suministro eléctrico a través de redes inteligentes.

En el caso particular del análisis de los datos, Asia y el Pacífico son los que más han prestado atención en la materia.

España como ejemplo de implementación

Para acompañar la transición hacia un nuevo modelo energético, Iberdrola anunció que instalará en España su Global Smartgrid Innovation Hub.

Se trata de una plataforma de desarrollo de tecnología de red inteligente.

Se prevé que arranque en la primavera del 2021 y ya se han identificado 120 proyectos que podrían desarrollarse.

Además, en el país ibérico se han instalado casi 11 millones de medidores inteligentes que facilitan la telegestión, supervisión y automatización de la red eléctrica.

¿Cómo aporta la red inteligente en la construcción de un futuro sostenible?
¿Cómo aporta la red inteligente en la construcción de un futuro sostenible?

Cuatro aportaciones de la red inteligente al futuro sostenible

La energía sigue siendo el motor de la industria y las ciudades. Por lo tanto, el fortalecimiento de la tecnología de red inteligente puede ayudar a que su uso, distribución y generación sea más verde.

A continuación, desarrollaremos cuatro aportes de estas redes a la sostenibilidad:

#1. Red inteligente y Smart Cities

La base de las Smart Cities es la convergencia de tecnologías en torno a la información y la comunicación en tiempo real.

En ese contexto, una red inteligente permitirá realizar una especie de traza neuronal del suministro eléctrico en las ciudades.

A través de información, será posible promover el ahorro y la eficiencia de energía.

Por otro lado, con infraestructura, se pueden mejorar los aspectos relacionados con la calidad del suministro.

#2. Movilidad sostenible

La movilidad eléctrica es una tendencia mundial. Sin embargo, representa un desafío para las redes eléctricas del futuro.

Lo anterior porque es necesario integrar estaciones de carga de los vehículos a la infraestructura urbana.

Si dichas estaciones están coordinadas por una red inteligente, será más viable suministrar una cobertura a medida.

Se recomienda también implementar sistemas V2G que permiten que los vehículos no solo se recarguen sino que devuelvan a la red la energía sobrante.

#3. Empoderamiento ciudadano y red inteligente

La red inteligente pone al cliente en el centro de la actividad. Con este modelo tiene más capacidad de decisión y conectividad (El Mundo, 2020).

Por lo anterior, cada usuario es debidamente informado sobre su consumo de energía. Pero no solo son datos aislados, sino que se trata de comparativas que le permitan tomar decisiones.

Además, las redes de distribución le dan la posibilidad de regresar la energía que genera y no consume.

Esto cambiará el concepto de consumidor a ‘prosumidor’. Es decir, personas que además de adquirir un producto o servicio también participan activamente en su producción.

#4. Almacenamiento y digitalización

Una de las principales funciones de la red inteligente es la de la micro generación de energía y su almacenamiento.

Esto aumenta los niveles de calidad de energía suministrada. La razón es porque aporta cercanía y reduce pérdidas asociadas al transporte.

Si lo anterior es acompañado de una adecuada digitalización, el panorama mejora aún más.

Las cosas que se podrían hacer son con transformación digital son:

  • Ajustar la potencia de forma remota de acuerdo a la demanda.
  • Tarificación horaria para que el costo de la energía sea más real.
  • Controlar de forma remota los sistemas.
  • Localizar fallos y desarrollar modelos de self healing, es decir, métodos de auto reparación.

Lo que es una realidad es que el mundo cada vez va a necesitar más energía. De hecho, se estima que para el 2030 la demanda será de un 60% más que en la actualidad. Por eso, desde la sociedad, gobiernos e iniciativa privada deben estar analizándose las posibilidades de las redes inteligentes. Infórmate sobre todos los adelantos de esta materia. No te quedes atrás en mitad de esta revolución.

Bibliografía:

El Independiente. (8 de octubre de 2020). Redes eléctricas inteligentes para la transición energética.
 
El Mundo. (7 de enero de 2020). Ocho claves de las redes eléctricas inteligentes para una transición energética.
 
Lagos, K. (Sin Fecha). Tecnología verde. Universidad Ecotec.
 
Grupo de Investigación Xué y Semillero de Investigación Barión. (2020). Aspectos generales de las redes eléctricas inteligentes en Colombia.

Rodríguez, J. y Lumbreras, J. (16 de enero de 2020). ¿Cuánta energía producen y cuánta consumen las ciudades? The Conversation.

SmartGridSpain. (23 de septiembre de 2020). Iberdrola sitúa en España su centro mundial de innovación de redes inteligentes.
 
World Energy Trade. (7 de diciembre de 2020). Las redes inteligentes avanzan en todo el mundo, según estudio.
FacebookTwitter

Te puede interesar

Construcción sostenible

Construcción sostenible e innovación para cuidar el ambiente

Leer más +

Power-to-X: la consolidación del hidrógeno verde en Europa

Leer más +
Desarrollo tecnológico: cuáles son las innovaciones que ayudarán a la transición energética

Desarrollo tecnológico: cuáles son las innovaciones que ayudarán a la transición energética

Leer más +