Desarrollo tecnológico: cuáles son las innovaciones que ayudarán a la transición energética

Desarrollo tecnológico: cuáles son las innovaciones que ayudarán a la transición energética

El aumento del trabajo en casa en los últimos meses ha dado un respiro ecológico al planeta. También ha expuesto un reto: necesitamos electricidad. Por tal motivo, cobra relevancia un desarrollo tecnológico que acompañe la transición hacia el cambio de matriz energética (Tolmasquim y Yepez, 2020).

Se prevé que el mundo post pandemia tendrá menos viajes, pero también un aumento en el uso de la electricidad. Sin embargo, para mitigar el cambio climático, los países deben seguir su rumbo hacia la descarbonización.

No es un asunto menor porque las fuentes de energía renovables crean oportunidades en toda la cadena de suministro. En primer lugar, impulsan el desarrollo tecnológico. Además, son generadoras de empleos.

Por citar un dato, en 2018 a nivel mundial el sector empleaba a alrededor de 11 millones de personas. Esto quiere decir que apostarle a la infraestructura de nuevas fuentes de energía también podría ayudar a la recuperación económica (Tolmasquim y Yepez, 2020).

Sin embargo, más allá de la coyuntura, el problema de fondo es la encrucijada que plantea el agotamiento de los combustibles fósiles, su impacto ecológico negativo y el incremento en la demanda energética.

Ese es el gran motivo por el que se debe transitar hacia otro modelo de suministro y generación. En el panorama hay algunas iniciativas interesantes como la del Pacto Verde Europeo. Este acuerdo planea acciones para combatir el cambio climático en un periodo entre 2019 y 2024.

Dicho documento explica que la UE quiere ser climáticamente neutra en 2050 y una de sus líneas de acción es precisamente invertir en innovación (Comisión Europea, s.f.). Ese es un punto de partida esencial.

Ahondemos, pues, en las tecnologías que ayudan a salir de la dependencia del petróleo. Estas permitirán construir un entorno más sostenible que el del siglo XX.

Desarrollo tecnológico de la red inteligente y la sostenibilidad

La implementación de un desarrollo tecnológico ha permitido aumentar la calidad del suministro eléctrico de los usuarios.

Se trata del proyecto STAR desarrollado por Iberdrola que instaló 10,8 millones de contadores digitales y que ha renovado más de 11,19 millones de contadores en España.

Con dicha acción, se digitalizó y automatizó la red analógica tradicional. Esto ha posibilitado gestionar la distribución de energía de forma más óptima. El anterior es un ejemplo real de cómo las redes inteligentes pueden ayudar a la transición energética y la sostenibilidad.

Este tipo de tecnología es crucial en el nuevo paradigma energético por varios motivos (Fundación Endesa, s.f.):

  • Son bidireccionales: posibilitan que el usuario genere su propia energía y, si tiene excedente, la regrese al sistema.
  • Como permiten conocer los consumos en tiempo real, se gestiona mejor la demanda.
  • Es posible hacer reparaciones de forma remota. Cuando hay una avería, la tecnología es capaz de detectar y aislar el problema. Lo anterior contribuye a que se reinstale el servicio eléctrico de forma más rápida.
  • Facilitan el almacenamiento de la electricidad.
  • Como el usuario tiene mejores datos, puede administrar mejor su consumo energético.

Blockchain: un desarrollo tecnológico a favor de la sostenibilidad

El uso del desarrollo tecnológico blockchain es una de las innovaciones que se están implementando con proyecto piloto en el sector energético (El País, 2019).

Esta tecnología permite transferir datos digitales con una encriptación muy sofisticada. Iberdrola, por poner un ejemplo real, la está utilizando para automatizar procesos de certificación de energía renovable (Iberdrola, s.f.). La información queda registrada de forma inamovible en una plataforma, permitiendo a los interesados auditar los resultados.

Esto es útil, sobre todo, cuando existen contratos de compraventa de energía a largo plazo basados en activos renovables. Uno de los requisitos de esas transacciones es precisamente acreditar el origen 100% verde de la energía. Al facilitar el proceso, el blockchain fomentará la contratación de energías renovables por parte de grandes corporaciones.

El desarrollo del blockchain puede contribuir a la transformación exitosa del sistema energético. La razón es que influye en los siguientes procesos (Dena, 2019):

  • Impulsar nuevos modelos de negocio.
  • Omitir etapas individuales en el desarrollo tecnológico.
  • Hace que la digitalización sea más segura en toda la cadena.
  • Se le puede asignar un valor a la información para que sea transmitida y usada de forma trazable y autoejecutable.

De manera general, la digitalización del sector permite disminuir los costos de operación y facilita la certificación de energía. Esto, al final de cuentas, se ve reflejado en un menor precio para el consumidor final (El País, 2019).

Technological Development: Innovations for Energy Transition
Technological Development: Innovations for Energy Transition

El desarrollo tecnológico de las industrias eólica y solar

El desarrollo tecnológico de las energías renovables es crucial para el cambio de matriz energética del mundo. No son el futuro, estamos hablando del presente y ya no hay marcha atrás. Sin embargo, de todo el abanico destaca el avance que se ha producido en la tecnología solar y eólica (Coble, 2020). En concreto, se está trabajando en desarrollar mejores paneles y turbinas.

En materia de paneles solares fotovoltaicos, se están cambiando los producidos con silicio por los de carbono. Estos últimos tienen la particularidad de que son más flexibles estructuralmente. Además, tienen menos costos de mantenimiento y requieren menor consumo de energía en su fabricación.

El problema está en que los paneles de carbono todavía no alcanzan el rendimiento de los de silicio, pero cada vez se está más cerca de lograrlo.

Sobre las turbinas, se ha multiplicado por 10 la potencia de las máquinas eólicas. Esto facilita reducir el número de aerogeneradores. Ello tiene un impacto positivo en la instalación, tanto a nivel visual como acústico.

Además de lo anterior, es conveniente resaltar que la energía solar y eólica son las fuentes más baratas en la mayor parte del mundo. La energía eólica más competitiva está en Estados Unidos y la solar en China.

El futuro es prometedor debido a que hay muchas innovaciones en esas dos fuentes de energía listas para reducir aún más los costos de producción.

Almacenaje energético y desarrollo tecnológico

En 2019, los creadores del desarrollo tecnológico de las baterías de litio se ganaron el premio Nobel de Química. ¿La razón? Nos permitieron volvernos un mundo recargable (Aristegui Noticias, 2019).

Los sistemas de almacenaje son el corazón y el gran reto de la transición hacia las energías renovables. Representan el eslabón que permite garantizar su integración con la red eléctrica (SmartGridsInfo, s.f.). Además, propician el aplanamiento de la curva de demanda al dotar al usuario de un medio para producir su propia energía.

Hasta el momento, las soluciones de almacenamiento están basadas en baterías gigantes que son caras. Sin embargo, las baterías de litio podrían ser de menor costo y, sobre todo, presentar mayor eficiencia (Kazimierski, 2018). Pero no solo consisten en una solución a gran escala. Estas baterías están permitiendo también el afianzamiento de la electromovilidad.

La capacidad de almacenamiento junto a una red de estaciones de carga desempeñará un papel fundamental en el futuro de los traslados.

Se prevé que la era del vehículo eléctrico redefina los patrones de conducción y, en general, mejore la calidad de vida en las áreas urbanas.

Afortunadamente, el panorama del sistema energético mundial es prometedor. Estamos hablando de una solución renovable, no dependiente de los combustibles fósiles y con un alto potencial local.

Esta nueva estructura descentraliza la generación energética en pro de que cada país pueda utilizar sus propios recursos. Mejor aún, presenta una oportunidad de reactivar a las zonas rurales. El camino está ya está trazado. Es momento de apostarle y comprometerse a generar un mañana energéticamente más sustentable. El desarrollo tecnológico puede convertirse en la palanca que impulse este proceso.

Bibliografía:

Agencia Alemana de Energía, DENA. (febrero de 2019). Blockchain en la transición energética integrada.
 
Aristegui Noticias. (9 de octubre de 2019).Nobel de Química, para padres de la pila de iones de litio.
 
Coble, J.J. (4 de octubre de 2020). Por qué el avance de las energías renovables es ya imparable. The Conversation.
 
Comisión Europea. (s.f.). Un pacto verde europeo.
 
El País. (6 de marzo de 2019). El ‘big data’ y el internet de las cosas ayudan a reducir la factura eléctrica.
 
Fundación Endesa. (s.f.). Smart Grids.
 
Iberdrola. (s.f.). ¿Cómo puede el ‘blockchain’ acreditar el origen de la energía verde?
 
i-DE. (s.f.). Proyectos.
 
Kazimierzki, M. (22 de enero de 2018). Almacenamiento energético frente al inminente paradigma renovable: el rol de las baterías ion-litio y las perspectivas sudamericanas. Letras Verdes. Revista Latinoamericana de Estudios Socioambientales.
 
SmartGridInfo. (s.f.). Almacenamiento de energía.
 
Tomalsquim, M. y Yepez, A. (30 de julio de 2020). Redefiniendo el futuro post pandemia: transición energética y generación de empleos. Banco Interamericano de Desarrollo.
FacebookTwitter

Te puede interesar

Tecnologías verdes y sostenibilidad, ¿cuál es el punto de encuentro?

Tecnologías verdes y sostenibilidad, ¿cuál es el punto de encuentro?

Leer más +
Smart Grid: How does it Contribute to a Sustainable Future?

Redes inteligentes para construir un futuro sostenible

Leer más +
Construcción sostenible

Construcción sostenible e innovación para cuidar el ambiente

Leer más +